Entrevistas·Noticias

The Edgar Allan Poets

Entre el reality y las Redes Sociales.

Un concurso de poesía.

Fernando de la Calle y yo nos conocimos el día de la presentación de su libro Alexitimia: la imposibilidad de decir “te quiero. Sin embargo en esta ocasión nuestro café tenía otro protagonista, The Edgar Allan Poets, un nuevo proyecto que une Redes Sociales, reality y poesía. “Estamos en la Era de las Redes Sociales y los realities y siempre me ha llamado la atención la influencia que estos tienen en la sociedad, lo que yo quería era aplicar esa influencia en la poesía”, me explica Fer.

Así pues, cada semana unos concursantes, elegidos con un casting previo por correo, se enfrentan a unos retos que deberán cumplir en el plazo de siete días. Las propuestas se suben al blog y se abre una encuesta pública y gratuita donde la gente elige a su ganador. A la semana siguiente se hace un ranking y el que menos votos ha conseguido es eliminado, hasta que quedan tres y se enfrentan a un reto, digamos, más especial.

The Edgar Allan Poets dura ocho semanas, lo que hace un total de siete retos. En esta edición ha habido un concursante más que en la anterior, nueve protagonistas, al sumar a un nuevo personaje, el infiltrado.

Reto 1Un experimento que ha logrado conquistar no solo a poetas sino también a cantautores, a profesionales con cierta trayectoria y muchos seguidores en redes y a curiosos de las letras que nunca había publicado ni recitado antes. En esta segunda edición han llegado propuestas de candidatos de otras partes del mundo, sobre todo de Latinoamérica, pero finalmente se ha centrado en escritores españoles con la intención de que, poco a poco, el resto de países que se enteren de esta iniciativa la lleven a su terreno y así crear una especie de red, algo que ya ha ocurrido en México, donde la edición comenzará una vez acabe esta.

En cuanto a los retos, se trata de pruebas creativas vinculadas a otras facetas artísticas como la escritura en piel, la fotografía, la música o el intercambio de poemas entre participantes. Este año se han incorporado las batallas temáticas, de esa manera los concursantes han tenido que trabajar en grupo y el eliminado sólo podía ser uno de los participantes del grupo perdedor.

Fer ha venido muy bien acompañado a nuestra cita, y lo ha hecho con Irene Nómada, ganadora de la primera edición de The Edgar Allan Poets y Pau Albert, una de las concursantes que siguen peleando el trono en la edición en curso. Estas dos poetisas no son para nada novatas en el terreno, Irene cuenta grandes historias en su blog Nómadas en la noche, que celebra sus dos años de vida y el verano pasado publicaba su primer libro, A un b (v) e (r) so de distancia, que está disponible a través de su Editorial. Al llegar a Madrid comenzó a organizar recitales de poesía, buscaba algo diferente a las Jam Sessions que ya se estaban haciendo y de esa manera es como se conocieron los tres, aunque bien es verdad que ya se seguían la pista a través de redes.

En el caso de Pau combina sus dos pasiones, la fotografía con la poesía mientras hace malabares para continuar con su otra profesión, la Enseñanza. Su libro Los lunes que no te llevaste acaba de nacer y, de momento, los encargos se pueden hacer a través de loslunesquenotellevaste@gmail.com.

La vinculación de los proyectos de Fer con las Redes Sociales ha sido latente desde el primer momento. Los tres protagonistas de esta historia, como ya hemos visto, se conocieron después de haber allanado el camino por esta vía. Pará él estas herramientas se convierten en algo fundamental a la hora de sacar proyectos nuevos y tienen la virtud de que los lectores te pueden reconocer el trabajo, hacer preguntas o contactar de una forma muy directa.

Reto 4Ya que les tengo delante aprovecho para hablar de la materia en cuestión, la poesía, esa que a mi parecer muchas veces se queda como la hermana pequeña de la Literatura así como el Cortometraje lo es del Cine. “La poesía da miedo, hacer poesía es romper pero leer poesía es romper también. Está todavía vinculada a muchos clichés. Pero hay que tener en cuenta que la poesía está cambiando, antes tenía que rimar y ahora no es algo necesario”, me explican.

La conclusión a la que llego es que quien se quiera acercar a este terreno tiene que hacerlo abierto de mente y sobre todo sin tratar  de entender al autor. La clave está en no pensar qué es lo que te quiere decir sino qué es lo que te trasmite a ti ese poema. “A lo mejor lees un poema y no te dice nada, lo vuelves a leer en otro momento de tu vida y se convierte en tu poema favorito”, me asegura Fer, “sí, lo haces biblia”, sentencia Pau.

The Edgar Allan Poets ha entrado ya en la recta final. Hace un par de días se publicaba el penúltimo reto de esta edición , el próximo miércoles conoceremos el último y el día ocho de febrero se cerrarán las votaciones para elegir al ganador. Se puede seguir a través de Redes Sociales y del blog.

A mí esta charla me ha despertado la curiosidad por una parte de la literatura con la que nunca he estado demasiado vinculada. Qué mejor forma de acercarme a conocerla ahora que tengo dos nuevos libros a mi alcance A un b (v) e (r) so de distancia y Los lunes que no te llevaste.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s