Opinión

La vida pirata la vida mejor

Referentes marítimos en la Cultura y el Arte.

El mar como telón de fondo.

Hace unos días me lancé a la mar en un velero de escasos 10 metros en una travesía desde Castellón a Mallorca. Vivir sin poder salir de una embarcación durante casi dos días no es moco de pavo, pero no queda otra cuando no hay tierra a la vista por ningún lugar. La noche y el frío se convierten en tus peores amigos, pero siempre queda el consuelo de ver el amanecer y de que los delfines te acompañen en las últimas horas del día. Una experiencia reconfortante cuya obligatoria desconexión de todo te da qué pensar.

Así, en esos días de travesía, se me ocurrió que podríamos hablar de la fuerte relevancia del papel del mar en el Arte y la Cultura, especialmente en España. Y es que no es de extrañar, cuando vivimos en un lugar rodeados de agua por tres de nuestros cuatro costados. De este modo, vamos con algunas recomendaciones marineras en lo referente a las diferentes disciplinas artísticas.

"Tres maneras de volcar un barco"Empezamos por la Literatura, y no vamos a remitirnos a Espronceda y su archiconocido poema La canción del pirata, pese a que viene mucho al caso. En este ocasión, voy a sugeriros la lectura de una muy amena novela titulada Tres maneras de volcar un barco, cuya autoría no es otra que la del ex-batería del famosísimo grupo de Génesis, Chris Stewart. Este relato con tientes autobiográficos nos sitúa ante un protagonista que se mete en la boca del lobo al ofrecerse a dirigir una embarcación de vela sin tener la más remota idea de navegación. Un libro ágil y fresco que cuenta las anécdotas de un marinero novel, cuya lectura resulta tan amena como destornillante, especialmente para aquellos que poseen algunas nociones de náutica y saben de lo que va la baina, aunque en absoluto son necesarias para disfrutarla.

Pasando al terreno de la Pintura, voy a barrer para casa y a hacer caso omiso de la clara influencia del mar en obras tan importantes como las de Gauguin y Van Gogh durante su estancia en Arlés y en Provenza, pese a que sean claros referentes de la temática marítima. Aquí, elijo como uno de los máximos exponentes a Joaquín Sorolla, por ser mediterráneo como yo, ya que aunque se le define como el pintor de la luz y con un estilo ciertamente colorista, lo que mejor supo retratar Sorolla fue nuestro Mar Mediterraneo, como buen valenciano, y la esencia de sus playas y de su gente. Por suerte, y por si queréis comprobarlo con vuestros propios ojos, el Museo Sorolla de Madrid (en la calle General Martínez Campos 37) tiene sus puertas abiertas de par en par para que os deleitéis de martes a domingo.

"Niños en la playa"
Niños en la playa, de Joaquín Sorolla.

Una referencia acuática en la Danza, aunque no nade en mar abierto, sin duda podría ser el gran clásico de El lago de los Cisnes. Una obra estrenada en Moscú allá por el año 1877 que ha dado la vuelta al mundo y que todavía estáis a tiempo de ver en Madrid el próximo 28 de diciembre. Un clásico dividido en cuatro actos cuyos bailarines interpretarán al son de la inconfundible y misteriosa pieza de Chaikovski.

Y ya estamos llegando al final de este crucero por la Cultura que bien podéis leer escuchando de fondo o bien Mediterráneo de Joan Manuel Serrat, o bien Un velero llamado Libertad de José Luis Perales, dos grandes temas de la historia de nuestra música. Aunque, si sois más de gustos internacionales siempre os quedará elegir el Beyond the sea, de Bobby Darin, o el Yellow Submarine, de The Beatles.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s