Cosas de barrio·Noticias·planes

Gastronomía y literatura, delicias para el paladar

Reserva un menú y llévate un libro de postre.

Cenas con historia, una iniciativa diferente.

Hoy he venido a hablar de mi libro, bueno de mi libro exactamente no porque no tengo, pero sí he venido a hablar de libros. El caso es que la Literatura tiene más poderes que el de cultivar nuestra mente y algunas personas recurren a ella para dejarse caer en los brazos de Morfeo, los días que a uno le cuesta conciliar el sueño y a otras, sin embargo, les abre el apetito. Para estos segundos, para los que disfrutan combinando dos pasiones, la Literatura y la Gastronomía, va dedicada mi entrada de hoy.

Me resultó curioso leer en una de las recomendaciones de la guía de Le Cool Madrid un sugerente titular, Cenas con historia y me puse a indagar en su contenido. Se trataba de una iniciativa que permitía al cliente reservar una cena en uno de los restaurantes de la lista de las denominadas Restotecas‘, restaurante y biblioteca, en la que el menú de turno, además de sus habituales platos, acompañaba el postre con el regalo de un libro, no por comensal sino por reserva que esto hay que tenerlo claro.

Se me ofrecía la posibilidad de degustar este proyecto en Madrid, Ávila, Toledo, Valencia, Cantabria y Salamanca. Pero, por aquello de hablar con conocimiento de causa, me ubiqué en la ciudad por la que podía campar a mis anchas, La Capital, y seleccioné cinco restaurantes de la lista, repartidos entre la zona de Príncipe Pío y el Barrio de Las Letras, para ir a conocer de primera mano esta idea que, sinceramente, me pareció genial ya desde el asiento.

"Restotecas"
Algunas de las ‘Restotecas’ de Madrid.

La confesión vaya por delante, menudo ojo clínico tuve en mi elección. Bien es verdad que era la víspera de Halloween y en los restaurantes estaban un poco revolucionados ante la necesidad de preparar esta fiesta tan nuestra, pero después de recorrer estos cinco de la lista el panorama era desolador. El que no estaba cerrado era preferible que lo hubiese estado, luego estaba el que no me sabía explicar nada acerca del proyecto y, para colmo, el que ni si quiera sabía decirme si seguían participando en él. Vamos, un absoluto fracaso, el peor trabajo de investigación de la historia.

Sin embargo, la web de la iniciativa estaba hecha con tanto mimo, sin que le faltase un detalle y el proyecto en sí me parecía tan original que me negué a tirar la toalla a la primera de cambio y fui directa a hablar con la raíz de esta planta. Y así fue como conocí a Ana, uno de los tallos de esta plantación y actualmente responsable casi única del mantenimiento de la misma. Le puse en antecedentes y le expliqué cuál había sido la negativa conclusión a la que había llegado tras mi paseo. Ella, muy sincera, me explicó que actualmente estaba desbordada y que, efectivamente, se habían producido varios cambios en la lista de Restotecas que no se habían actualizar en la web. “Ya sabía yo que esto tenía una explicación”, pensé para mí y respiré aliviada.

"Sexistencialismo"Me volví a zambullir en las Cenas con historia para averiguar su funcionamiento. El principal ‘handicap’ del proyecto ha sido encontrar a nuevos escritores que se quisiesen implicar, ya que tienen que hacer una inversión inicial que luego se compensa con la difusión, pero no todos pueden dar ese paso. Un problema que a la vez ha supuesto una gran contradicción porque la iniciativa surgía con la intención de apoyar a nuevos creadores y darles un espacio donde mover sus obras. Sin embargo ya se sabe eso que dicen de que “quien no apuesta no gana”, y Ana me contaba como en el caso de la novela Sexistencialismo, el libro que se ha estado regalando con estas cenas, esta apuesta por el ‘quid pro quo’ se ha cumplido a raja tabla hasta el punto de que “gracias a esta iniciativa la obra consiguió distribuición nacional en todas la librerías y se han vendido muchos ejemplares”, me confirmaba la responsable de esta idea.

El proyecto nacía a finales del pasado año y, a pesar de esa falta de autores nuevos con los que poder incorporar obras con más dinamismo y la entrada y salida de Restotecas a la lista, han superado ya las 2.000 reservas.

Desde luego a mí me parece un planazo, una cena diferente con la que sorprender a tu acompañante. Así que aprovecha ahora, que Ana se ha tomado un descanso y nos ha dejado la página actualizada, para echar un vistazo a la lista de Restotecas y disfruta de una genuina Cena con historia y llévate bajo el brazo Sexistencialismo de Clara Blanco y Esteban Mancal o , si estás en Valencia, una de las partes de la Trilogía El secreto de Karen, de Silvia Sánchez Puertas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s