Crónicas·planes

Fluxus, cuando en el teatro todo vale

La Compañía de Teatro Benamate hace doblete en el Off de La Latina.

Humor absurdo para luchar contra el hastío.

Buenos lunes, queridos lectores. Deseandito estaba de volver a escribir por estos lares para traeros mi crónica de FLUXUS. ¡Atentos!, teatreros del mundo, porque este no es un espectáculo más. Vamos con una de humor del absurdo, en el que todo vale, que desglosaremos en las siguientes líneas.

"Fluxus, compañía Benamate"Jueves a las 21.30. Tras una espera amenizada por unos vinos en el bar del teatro Off de La Latina, estas son las ventajas de llegar siempre pronto, nos dan la orden de entrar a la función, donde Marika Pérez, la fémina del cuarteto de actores que compone la compañía de teatro Benamate, nos espera caracterizada con su uniforme de azafata y va acomodando al público en sus asientos.

“Tú te vas a sentar en la primera fila. Pero en la primera silla, esa que está encima del escenario”, me dice. Así, sin comerlo ni beberlo, veo empezar el show siendo parte del mismo. Pronto entraran el resto de actores, encarnando a unos excéntricos críticos de arte que palparán, olerán y sentirán a los espontáneos que nos hemos sumado en el último minuto al reparto.

Tras esta introducción, podéis haceros a la idea de que FLUXUS es una comedia en la que el público está en constante interacción con los actores. Abstenerse los extremos vergonzosos porque los protagonistas, Marika Pérez, Diego Lescano, Juan Carlos Alonso y Alfonso Gómez, te tendrán preparadas algunas tretas en las que, ante todo, no podrás parar de reír.

En esta ocasión es Jesús Amate quien escribe y dirige la obra, una pieza que toma el relevo de No se puede mirar (Historias de bolsillo), todavía en cartel, los domingos a las 20.00 horas, en el mismo lugar (Off de La Latina. Calle Mancebos, 4).

"Fluxus, compañía Benamate"Pero ¿qué significa Fluxus? Esto fue una corriente que el poeta y artista francés, Robert Filliou, trató de definir como “un modo de vida impregnado de una soberbia libertad de pensar, de expresar y de elegir” o, en otras palabras, “vivir el arte tomando como referencia la vida”.

La obra se compone de cuatro escenas: Galería de Arte, Metro, Diálogo de Caracoles y Rumor. Cuatro piezas de diferentes temáticas pero con el mismo denominador común. Y es que podríamos decir que en este teatro, como en el amor y en la guerra, todo vale.

Un espectáculo 100% recomendable, ya sea por las risas como porque sus actores están de diez, aguantando el tipo de lo que les pueda venir. Es lo que tiene trabajar con el público, que nunca sabes por donde te van a salir, por lo que al registro de trabajo de los actores se ha visto forzosamente agregada la facultad de improvisación.

De este modo, ya sabéis, corred a por vuestras entradas para el jueves próximo, pues todavía no sabemos por cuantas semanas más los disfrutaremos. Suéltate el pelo y ¡échale FLUXUS a la vida!

Anuncios

Un comentario sobre “Fluxus, cuando en el teatro todo vale

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s