Crónicas·planes

The unreality of time, danza contemporánea y lentejas

150 kg de lentejas, testigos de la relatividad del tiempo.

5 bailarines contemporáneos y un hombre orquesta al chelo.

Volvió a hacerlo. La Nave 73 volvió a llenarse de magia, esta vez con The unreality of time, espectáculo comprendido dentro del ciclo Madrid en Danza, que desde el 6 de noviembre y hasta el día 30 del mismo mes, está llenando de baile los espacios escénicos de la región.

La vigésimo novena edición del Festival Madrid en Danza ha contado en esta ocasión con 23 compañías internacionales y 13 nacionales, una representación de calidad del panorama actual de la danza, que hemos tenido el privilegio de acoger en nuestra ciudad durante unos días, en los 12 espacios escénicos y los 6 teatros que han abierto sus puertas a esta disciplina artística.

"The unreality of time"No obstante, volvamos a la Nave 73 para contaros nuestra experiencia. The unreality of time fue el espectáculo seleccionado para el deleite de La Estación Central. 5 bailarines en escena y un virtuoso del chelo, que se encargaba de ponerle toda la música al directo, fueron más que suficiente para hacernos vibrar.

Estamos ante la primera colaboración entre Marina Mascarell, coreógrafa española, y Chris Lancaster, compositor newyorkino, y único intérprete durante el espectáculo, que nos dejó a todos con la boca abierta. Su dominio del violonchelo y las diversas maneras de tocarlo, unas más clásicas y otras más eléctricas, junto a unos pedales de grabación, bastaron y sobraron para que el solito se guisara y se comiera toda la banda sonora, consiguiendo simular que estaba acompañado por unos cuantos más.

En cuanto al cuerpo de danza, el formado por James O’Hara, Sandra Marín, Yu-Fen, Laia Durán y Kuan-Yi Su. Ellos y sus exquisitos movimientos enmarcados dentro del más puro estilo contemporáneo, que más de una vez tiene por objeto chirriar e incomodar al espectador con sus torsiones un tanto ortopédicas y esas puntas en flex que tan lejos quedan de la armonía del clásico, pero que no por ello no son de admirar.

150 kilos de lentejas verdes son determinantes en el transcurrir de la escena, también. Un paisaje diseñado por Ludmila Rodrigues que dota al espectáculo de gran originalidad. Los bailarines, por su parte, las utilizan de alfombra y para dibujar, así como las patalean, las lanzan y las reordenan, produciendo un relajante sonido y convirtiéndolas en el foco principal del show.

"The unreality of time"

The unreality of time, juega con el tiempo y el devenir de los acontecimientos que ha cometido la raza humana. Movimientos rápidos frente a otros lentos consiguen hacernos creer que podamos retener aquello que nunca cesa de pasar. Lo único que no se detiene, y que resulta tan diferente para cada individuo, según la apreciación que haga. Que todo es relativo es una realidad, más aún si te las ves cara a cara con The unreality of time.

Recordaros que todavía estáis a tiempo de disfrutar de grandes espectáculos. Debéis consultar la programación porque noviembre es el mes de la danza en Madrid, y eso es algo que no puede pasarse por alto. Así bien, acudid a los espacios escénicos en masa, esos cuerpos hechos para el arte y el deseo, lo merecen.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s