planes

Libros Para Un Mundo Mejor, un gran eslogan para una librería.

La librería vive gracias a las donaciones.

Un proyecto que ayuda a que los libros lleguen a todos los rincones.

Libros Para Un Mundo Mejor es mucho más que una librería al uso. Se trata de un espacio café-librería que alberga todo un proyecto detrás, gracias a la dedicación de su dueño Fernando Acero. Y es que, la elección de su nombre no ha sido casual sino fruto de una meta, la de repartir libros y, por extensión, Cultura y oportunidades a aquellos que, por agentes externos, se ven obligados a renunciar a ellos.

"Librería Malasaña"La librería vive gracias a las donaciones de lectores, voluntarios y comprometidos. De la misma manera que este espacio se nutre con ese buen hacer, los ejemplares sobrantes son enviados a centros educativos, asilos, centros de salud mental o nuevas librerías. Una labor basada en el sacrificio, pero sobre todo en la pasión.

El fuerte de este acogedor lugar no es su cocina. Es decir, si esperabas una súper cafetería has elegido el post equivocado, pero te dan la opción de matar el gusanillo con un pedazo de tarta, con su café o té correspondiente, mientras disfrutas del resto de sus placeres.

En Libros Para Un Mundo Mejor los de segunda mano conviven con los nuevos ejemplares, aunque será más fácil encontrar de los primeros que de los segundos. Además de los habituales, Arte, Filosofía, Poesía, etcétera, este espacio ofrece una carga importante de todo lo relacionado con la espiritualidad y el crecimiento personal. Prueba de ello son sus cursos y talleres, sabiduría que se escapa de las hojas y se deja sentir en primera persona.

"Libros Un Mundo Mejor"Es fácil encontrar actividades como meditación a través de la lectura, escritura creativa, círculo de lectura y presentaciones de libros, generalmente con entrada libre y una gran sonrisa para aquel que llega nuevo o, que a base de repetir, ya se ha convertido en la cara conocida.

De once de la mañana a nueve de la noche te recibirán con los brazos abiertos en esta casa que presume ser un “espacio literario, espacio terapéutico y espacio de creación de bibliotecas para los que más lo necesitan”, como afirma su perfil de Facebook.

A partir de ahora, cuando deambules por Espíritu Santo, fíjate bien en la acera de la izquierda, encontrarás una bicicleta apoyada en la pared con la que te habrás topado otras tantas veces sin reparar, y te lo digo por experiencia propia. Ha llegado el momento de cruzar su puerta.

Y recuerda, si tienes una pila de libros en casa cogiendo polvo, solos y tristes, les puedes dar una segunda vida.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s