Crónicas·Opinión·planes

‘Boyhood’ y ‘La isla mínima’, mis elegidas en La Fiesta del Cine.

Boyhood (Momentos de una vida), una película que cumple expectativas.

La isla mínima, un buen triller español con Raúl Arévalo y Javier Gutiérrez.

¡Qué bien sienta ir a ver la pantalla grande por 2,90 euros! La Fiesta del Cine ha vuelto a llenar las salas de España, como en cada una de sus convocatorias. Es repetitivo, pero me da igual, hacer hincapié una vez más en que el problema de nuestro país no es que a la gente no le guste el Séptimo Arte, y hasta aquí voy a leer.

El caso es, que como había que aprovechar la tesitura, a falta de una he visto dos películas. Aunque bien es verdad que he tenido que renunciar a un par más por falta de tiempo y me las he tenido que jugar a cara o cruz. La cartelera se presentaba bastante interesante estos días y, aparentemente, cualquier apuesta podría haber sido buena, El juez, La isla mínima, Perdida, Relatos salvajes o Dos días, una noche eran algunos de los grandes estrenos.

"Boyhood_Momentos_de_una_vida"
Cartel de la película ‘Boyhood (Momentos de una vida)’

Sin embargo, mi primera elección la tenía clara, Boyhood (Momentos de una vida). Mi curiosidad por ella despertó en el mismo momento en que conocí su historia y el modus operandi de su director, Richard Linklater, como ya os lo comenté hace algunas semanas. La película empieza a escasear en las salas de Madrid y era el momento perfecto para aprovechar sus últimos días de vida.

Voy a empezar dando un titular: Boyhood, la película que crea expectativas y no defrauda. La historia de Mason se convierte en la historia de todos, con un guión, un reparto y una dirección meticulosamente mimados. Sus personajes te conducen a través de la historia y de las distintas etapas y te hacen experimentar, desde la butaca del cine, de las sensaciones que ellos, ficticiamente, están viviendo. Después de dos horas, ¿seré capaz de vivir sin Mason? No, le he visto crecer, cambiar de familia, enamorarse y graduarse, podría ser mi amigo. Y, aunque la historia gira en torno a él, es inevitable sentirse un poco todos los demás. El tándem tan dispar y a la vez tan perfecto que crean Patricia Arquette, en el papel de madre, y Ethan Hawke, en el de padre, es espectacular.

Olivia es una madre obligada a crecer, que ha tenido que renunciar a su juventud y a sus sueños por sacar adelante a los suyos. Fracasada injustamente en el amor, pasional y luchadora. Es la que más cambios físicos sufre a lo largo de la película, cortes de pelo radicales, vestuario y aumento de peso. Mason Padre es mucho más vividor, ve a sus hijos los días que le toca y su única obligación con ellos es hacérselo pasar bien, sin preocupaciones ni ganas de enfrentarse a la edad que tiene y sin apenas cambios de aspecto, es un eterno joven. La evolución del padre y del hijo van prácticamente a la par. Patricia nos regala los momentos más nostálgicos, trágicos y entrañables, mientras que él nos conquista con su labia y nos hace reír.

Salí del cine con dos ideas en la cabeza. La primera de ellas extraída del diálogo entre padre e hijo, cuando se van de acampada. Mason Junior le pregunta a su padre por el secreto de la vida y este no tiene miedo a reconocer que no sabe cuál es y que simplemente se trata de ir improvisando. La otra escena es la que vive con su madre, el diálogo en la cocina cuando Mason está a punto de marcharse a la universidad. Olivia desconsolada se pregunta qué viene ahora. Esperaba algo más, se había imaginado criando a sus hijos, casándose, divorciándose, estudiando pero y ahora, ¿qué? Es un sentimiento de vacío y de vértigo ante lo desconocido y la soledad. Son dos escenas que me han gustado y asustado a partes iguales. El hecho de crecer no garantiza la verdad absoluta ni dar con el camino correcto. Olivia y el Señor Mason están tan indefensos y perdidos como lo están sus hijos, veinte años menores que ellos, una sensación que resulta desconcertante.

Me había creado muchas expectativas con esta película y lo cierto es que se han cumplido. No se me ha hecho pesada ni me ha sobrado nada. Representa perfectamente los momentos de una vida, los miedos y las esperanzas. Creo que Don Linklater ha vuelto a acertar.

"La_isla_minima"
Cartel de la película ‘La isla mínima’

Mi segunda apuesta estaba entre Dos días, una noche y La isla mínima. Me habían recomendado Perdida y Relatos salvajes, pero lo cierto es que lo que había visto de ellas no me terminaba de llamar la atención. A pesar de que Ricardo Darín, uno de los protagonistas de Relatos salvajes, y Ben Affleck, el marido sospechoso de Perdida, me gustan y mucho.

Entre mis dos elegidas, por horario y por aquello de equilibrar la balanza con una española, termino ganando el duelo La isla mínima. Tengo que reconocer que soy fan de Raúl Arévalo desde hace años y que, posiblemente por eso, su película jugaba con cierta ventaja.

A diferencia de la anterior esta no me había hecho crearme expectativas de ningún tipo. Es más, fui al cine algo decepcionada porque ya me habían dicho, por partida doble, que la película estaba muy bien pero que el final no tenía ‘ni chicha ni limoná’. Nada más empezar me llevé, como se suele decir, la primera en la frente, ya que ni sinopsis ni trailer desvelan los primeros minutos de película, lo cual es de agradecer porque me encontré con una historia distinta a la que había imaginado.

Sus dos protagonistas, Raúl Arévalo y Javier Gutiérrez, efectivamente, están excepcionales. Lo que se me hace difícil, y no me termino de acostumbrar, es ver al genial Antonio de la Torre en personajes secundarios, casi inexistentes, en lugar de llevando el peso de la película. Pero bueno, no pasa nada porque como suele ser un recurrente en los Goya, independientemente del papel, siempre acaba destacando. Por supuesto, quien no me cabe duda de que ha venido para quedarse es Jesús Castro, conocido ya eternamente como El Niño. Bien es verdad que no he visto su debut pero hay que reconocer que el chiquillo lo hace muy bien y que sus facciones se van a empezar a vender muy caras.

Aunque no es una película de miedo, ni mucho menos, vete preparado para un par de sustos. Un triller bien trabajado, con varios personajes a modo de bomba de humo que pasarán sin más pena ni gloria que la de hacerte dudar de todos. La resolución del caso llega un poco por sorpresa. Parece como si de repente les hubiese entrado la prisa por acabar la película y, de un modo un poco repentino, llegamos al quid de la cuestión. Tanto es así que después de verla, mi acompañante y yo, nos preguntábamos en qué momento había llegado ese personaje y cómo se había metido en la trama, o de qué manera se había empezado a relacionar con el resto, porque lo cierto es que no nos acordábamos. Por cierto, si alguien entiende la necesidad de la chica con la que se cruzan una noche en la carretera, por favor, que me la explique porque ahí sí que me he perdido. Además de otras dudas que se nos han quedado en el tintero, en relación a temas sobre los que quieren poner nuestra atención pero que luego en realidad no tienen importancia ninguna en la historia, como la enfermedad de Juan, Javier, o la vida privada de Pedro, Raúl.

En cuanto al final, personalmente, no me ha decepcionado ni me ha parecido flojo, sí me ha llamado la atención por innecesario. Es decir, si la trama ya se había acabado, ¿qué necesidad tienes de soltar la última bomba? No he entendido muy bien cómo quieren que manejemos esa información de última hora que no resulta, a estas alturas de la película, para nada relevante.

"La-isla-minima"

En cualquier caso, el director Alberto Rodríguez, ha cumplido con una policiaca entretenida. Ahora nos quedamos a la espera de ver cómo se desenvuelve su actor, Raúl Arévalo, ante su primer trabajo de dirección, que estrenará próximamente.

Gracias Fiesta del Cine por dejarme estas dos joyitas. Vuelve pronto que tengo muchas historias en el tintero aún por ver.

 

Anuncios

3 comentarios sobre “‘Boyhood’ y ‘La isla mínima’, mis elegidas en La Fiesta del Cine.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s