Entrevistas

Entrevista con los personajes de ’50 sombras, el musical’: “La gente que tenga muchos tabúes se escandalizará con el musical”

Entrevistamos a dos Christian Grey y una Anna.

“Somos ocho nada más y hay gente que nos ha preguntado si teníamos coros grabados”.

Hace un par de semanas os traíamos la presentación de un nuevo musical que llegaba para quedarse al Teatro Nuevo Apolo. Pues bien, ahora es el momento de conocer a algunos de sus protagonistas, Miguel Ramiro, en la piel del seductor Christian Grey, Teresa Abarca, como la ingenua y dulce Anna y Sergio Arce, cover de José, hermano de Grey y de Christian, quien se reserva para un segundo plano pero, como ahora descubriréis, ha sido una pieza clave de este entramado.

"Sergio Arce - 50 sombras, el musical"
Sergio Arce rodeado de sus compañeras de reparto.

Es precisamente con él, Sergio, con quien empiezo mi tarde de entrevistas. Un personaje que desde el primer minuto refleja la parodia y el rollo de 50 sombras, el musical. Su aparición vestido de sadomasoquista, y sin ningún tapujo para ir con el culo al aire, pone en evidencia que lo que vamos a ver a continuación va a ser, cuanto menos, llamativo. Antes de que me “roben” a Sergio aprovecho para preguntarle sobre los ensayos y sobre la adaptación de la obra a un lenguaje cómico. No sólo se han enfrentado a hacer de una novela erótica una parodia teatral, sino que, además, se trata de una obra que hemos traído del extranjero, con lo cual imaginamos que cada país tiene que incorporar las peculiaridades de su lenguaje y de sus bromas fáciles al texto. Para mi sorpresa las adaptaciones han sido mínimas, “lo que hemos hecho ha sido enriquecer, más que cambiar. De hecho, esta obra dura media hora más de lo que dura la original”. En cuanto a los ensayos, “los he vivido con mucha emoción y pasión. Hemos conseguido un sonido increíble, somos ocho nada más y hay gente que nos ha preguntado si teníamos coros grabados, yo estoy muy contento con el resultado”.

Ahora sí, Arce se nos marcha y se incorporan al coloquio los dos amantes de Teruel, Miguel y Teresa. La primera pregunta es inevitable, ¿el público español esta preparado para una obra de estas características? “Si no estaba preparado desde luego, después de la cantidad de ventas que ha tenido este libro en España, se ha preparado”. “Hacemos humor con el sexo y con el tema de la sexualidad, la gente que tenga muchos tabúes se escandalizará con el musical, nosotros no podemos cambiar las creencias de la gente. Pero no hay nada demasiado agresivo, todo lo que pudiese resultar muy fuerte, como lo pasamos por el filtro de la comedia, se suaviza bastante”, nos cuenta Miguel.

"Miguel Ramiro y Teresa Abarca"
Miguel Ramiro y Teresa Abarca.

Les comento mi percepción durante la presentación del espectáculo. Pudimos ver dos piezas completamente distintas. La primera de ella completamente cómica y divertida, la segunda mucho más seria, en consonancia con la línea de la novela. Quiero saber a qué se debe este contraste y cómo han logrado compaginar tan bien los dos registros. “El camino que seguimos es el de la novela, es el núcleo, el argumento y el espíritu, pero lo utilizamos como excusa para hacer un espectáculo. En un momento dado parece que estamos dentro de ese camino y, de repente, nos vamos a otro pueblo a hacer nuestro rollo y al rato volvemos luego a meternos en el camino. Es la posibilidad de jugar libertad total que va encauzada siempre hacia una dirección fija”.

Antes de profundizar más en lo que he averiguado de cada personaje, indago en su relación dentro y fuera del escenario. No sé si se conocían de antes y supongo que por la temática del espectáculo se habrán tenido que enfrentar a situaciones comprometidas. ¿Cómo se empasta con una persona, y más en estos términos, que acabas de conocer? “Teresa me arrebató desde el día del casting. Ella ya estaba cogida y yo era un aspirante más, muerto de los nervios y me conquistó con su generosidad, con todo lo que aportó, se implicó muchísimo y a mi me demostró que era una profesional de los pies a la cabeza. Tiene una capacidad de juego increíble y de cachondeo, yo soy un poquito más serio pero me dejo conquistar“.

Sin embargo, Miguel no quiso dejar pasar la ocasión de aclarar que ese buen rollo no sólo ha sido una historia entre los personajes de Grey y Anna. “Se ha creado una energía increíble entre todos los actores. Por ejemplo, la construcción del personaje Grey ha sido un trabajo en el que han intervenido tres factores, la visión de Jesús San Sebastián, director de la obra, lo que ha ido surgiendo en las improvisaciones y el trabajo con Sergio Arce, con quien he montado el personaje totalmente a pachas. Aunque yo esté haciendo las funciones, muchísimo de lo que hay en mi personaje es de él y yo lo he robado y lo pongo en el escenario”. Teresa tampoco deja pasar la ocasión de completar a su compañero y añade, “Todos nos hemos ayudado a todos, los personajes se han ido creando conforme a lo que otro te iba aportando y eso es lo más bonito al final”.

Ambos han resaltado la generosidad de Jesús a la hora de dejarles hacer, “hemos tenido mucha libertad a la hora de crear, de llevar al personaje a nuestro terreno. Hemos podido crear nuestro propio universo y por eso sentimos el espectáculo como algo muy nuestro“.

"50 sombras, el musical"

Ahora sí, quiero conocerles por separado y empiezo con Christian. Sé qué Miguel, al margen de sus estudios de interpretación, tiene conocimientos de Psicología, una carrera que quizás esté más ligada a su vida de actor de lo que imaginamos. Y, aunque no voy desencaminada del todo, tampoco estoy en lo cierto. “La formación teórica que he recibido de psicología no la utilizo para interpretar. Pero sí que he tenido alguna formación como eneagrama o Terapia Gestalt, que son herramientas que utilizan los terapeutas y que son experienciales, que sí utilizo para construir personajes y sí me alimento a veces de ellas”. No es la primera vez que alguien me cuenta que construye personajes a través del eneagrama, una técnica que tengo que confesar que me resulta muy curiosa.

Teresa es mujer de escenarios, carne de musical y, de un tiempo a esta parte, volcada en el infantil. Con 50 sombras ha hecho un cambio de registro de 360 grados, no sólo por el público adulto al que ahora entretiene, sino también por la temática del discurso. “Ha sido una evolución para mí. Los niños me encantan y sí me gustaba tener a niños de público, pero me apetecía un montón volver a probar al público adulto y más en un registro como este”. Su compañero de reparto le echa un capote y completa su respuesta, “esta obra requiere mucho compromiso, hay que jugar mucho con el cuerpo y creo que Teresa lo ha hecho con una libertad muy grande y para eso hay que cambiar de registro, no se puede seguir en el infantil”, nos explica él entre las risas de ambos.

En Madrid va a cumplir ya sus diez días de estancia. Pero aún le quedan muchos por tachar, hasta el 11 de enero, día en el que dirán adiós a la capital para empezar el resto de la gira, dentro de nuestras fronteras. No pierdas la ocasión de descubrir un musical diferente, divertido y sin pelos en la lengua.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s