Noticias

La historia que se esconde tras Boyhood (Momentos de una vida)

12 años de rodaje condensados en 39 días de trabajo.

Una película arriesgada pero con predecesores.

Boyhood (Momentos de una vida), nunca un subtítulo había resultado tan real. La noticia, en este caso, no es ni mucho menos el estreno de esta película, sino la valentía e ingenio de su director, Richard Linklater.

Se trata de un proyecto que han descrito como novedoso, sin precedentes e innovador, debido a su proceso de rodaje, o a su dilatación mejor dicho. Una historia rodada a lo largo de 12 años, en periodos cortos que no han superado los 40 días de trabajo sobre campo. La historia comenzó cuando Richard eligió en el casting a un niño de seis años, Ellar Coltrane ahora más conocido como Mason, y decide vivir su evolución, ficticia, durante sus siguientes 12 años de vida. De este modo conoceremos a Mason cuando apenas levanta unos palmos del suelo y conviviremos con él y con su entorno, como en una cápsula del tiempo, hasta sus 18

Durante todo este tiempo no se ha sustituido a ningún personaje, ni se ha llevado a cabo un gran trabajo de maquillaje, ya que el proceso de envejecimiento ha sido tan real como la vida misma.

"Patricia Arquette Boyhood"Un juego temporal que al director parece gustarle y resultarle recurrente, ya que lo vimos en su trilogía Antes del amanecer, Antes del atardecer y Antes del anochecer. La diferencia es que, entre cada una de estas películas, transcurrían 9 años y ahora añade tres más. Ethan Hawke, protagonista de la trilogía, se ha vuelto a colocar bajo la batuta del director en el papel de padre. Completando parte de este reparto están Patricia Arquette, como una espectacular madre y la hija de Linklater, Lorelei, encarnando a Samantha.

La cinta se centra en contar la evolución y las fases de la vida del niño, su papel en los diferentes colegios a los que va, su primer amor, la relación con su familia, etcétera. Sin embargo, aunque el peso central recae sobre Ellar no hay que menospreciar el papel de Patricia, el otro gran pilar, de quien la crítica ya ha dicho ser el mejor de su carrera hasta la fecha.

Linklater ha explicado que una vez que todo el equipo se comprometió con el proyecto el experimento no resultó tan difícil. “Había que entregarse a la idea y saber que habría que esperar mucho tiempo para tener el resultado final. Una vez aceptado eso disfrutamos del proceso“. Por su parte, el ya no tan pequeño Coltrane, afirma que hay mucho de él en el personaje, sin necesidad de incluir en la película cosas reales que a él le hubiesen ocurrido. Aunque sí se valía de su propia experiencia y de su punto de vista “para darle vida al personaje”.

"Boyhood Ellar Coltrane"

El director ha halagado la importancia de los personajes adultos. No se trataba sólo de experimentar el cambio de Lorelai y Ellar, que era mucho más evidente, sobre todo a nivel físico, sino también el proceso de maduración de los padres de Mason. “La vida es muy diferente a los treinta que a los cuarenta. Añadieron mucho de su crecimiento personal“, ha comentado Richard en algunas de sus declaraciones.

El final del proyecto ha resultado ser bastante agridulce, y no hablo del desenlace de la película, sino de una historia con la que han estado comprometidos más de una década. En imágenes vemos la marcha de un niño pequeño que ha pasado a ser un adulto. Sin embargo, en este final, se acababa algo más que una historia ficticia.

 Pero, como no todo podía ser tan bonito, hay que hacer honor a la verdad. Hemos adelantado al comienzo algunos de los adjetivos que ya han servido para calificar este proyecto, todos ellos haciendo referencia a su original rodaje. Sin embargo, Boyhood, no ha sido la única película que se ha hecho siguiendo estos parámetros. De hecho, ni siquiera ha resultado ser un experimento novedoso en la carrera de su director, como hemos visto. Un ejemplo que he podido descubrir es el de Up Series, un trabajo de Michael Apted y Paul Almond, basado en la historia de 14 niños británicos a los que graban desde 1964, un documental que relata la vida de esos protagonistas y que ve la luz cada, aproximadamente, siete años. Ha sido imposible seguir la evolución de todos ellos, pero han logrado continuar el proceso, desde la fecha de inicio hasta el reciente 2014, de 10 de los 14 personajes. Otro ejemplo es el del director francés François Truffaut, quien ha demostrado tener debilidad por un personajes fetiche, Jean-Pierre Léaud, quien ha dado vida a Antoine Doinel en una larga serie de películas en las que la trama de cada una de ellas coincidía con el proceso natural de maduración del actor, desde los 14 años hasta el momento en el que este se divorcia de su mujer, pasando claro por su primer trabajo y su boda.

No sabemos si realmente está todo inventado. Pero, aunque así fuese, se agradece que las mentes brillantes sigan intentando sorprendernos.

Anuncios

Un comentario sobre “La historia que se esconde tras Boyhood (Momentos de una vida)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s