Crónicas

Tap Factory llega a España

El espectáculo comienza su gira por España.

Una mezcla de música, danza y acrobacias.

El martes pasado fuimos invitadas al pase de gráficos de Tap Fcatory. Se trata de una pequeña muestra, con público reducido, para que fotógrafos y cámaras de televisión puedan tomar imágenes para sus respectivos medios. Claro que, además de para esto, sirve también para dejarte con la miel en los labios, que es justo lo que me pasó a mi. Así que, ahí estaba yo el jueves recogiendo mis entradas para ver el espectáculo completo.

Comenzaré la casa por el tejado, con perdón, y voy a dar las valoraciones antes de las descripciones, por si hay algún lector con prisa en la sala que se lleve lo esencial. No han inventado la pólvora. Eso es así y me explico. Conocemos espectáculos similares que beben de la percusión y que juegan con el humor, véase por caso Stomp, Blue Man Group o los más conocidos, los genuinos Mayumana, a quienes pudimos ver en este mismo teatro, Nuevo Apolo, hace unos meses. De hecho, cualquiera de los citados es más rico en recursos de lo que han demostrado ser los chicos de Tap Factory. Sin embargo, el señor Vincent Pausanias, creador de este show, ha tenido una genialidad frente a sus rivales, incluir claqué, juegos de equilibrio, danza y acrobacias. Todo ello combinado, siguiendo la estela común, con una fuerte y gratificante dosis de percusión.

"Tap Factory Madrid"Resulta complicado imaginar que un estilo de danza cuidado y clásico, como es el claqué, pueda casar con la imagen de unos chicos aporreando un cubo. Sin embargo, tirando de historia he descubierto que tiene mucho más sentido de lo que a priori puede parecer. Debido a una prohibición mediante la cual los esclavos negros no podía tocar percusión, surgió la necesidad de hacer con sus pies y manos aquello que no les estaba permitido emitir con el instrumento. Para la inclusión de saltos y piruetas en el espectáculo no he encontrar ninguna buena excusa, histórica al menos.

Ahora sí, comienza el espectáculo. El público ya está en sus butacas y uno de los grandes personajes de la noche pasea entre ellos. No se trata de una obra en la que interactúan con el público, salvo en un par de ocasiones. Así que, si no eres de los aficionados al teatro alternativo, tan de moda en estos tiempos, puedes respirar tranquilo. Dos horas, con apenas unos minutos de descanso, en las que no puedes parar de preguntarte qué come esta gente para aguantar este ritmo. Siete chicos son los encargados de dar viva a todo este espectáculo, aunque bien es verdad que uno de ellos sólo sale durante sus dos momentos de gloria, uno al comienzo del show y otro atravesando la recta final, en el segundo entran en juego las cuerdas aéreas en las que hará las delicias del espectador, no tanto por la dificultad de sus movimientos, sino por la fuerza inhumana que demuestra.

"Teatro Madrid Tap Factory"El resto de los chicos, como se suele decir, lo mismo valen para un roto que para un descosido. Los seis restantes se defienden a la percusión, nos regalan momentos cómicos y, aunque no todos calzan los zapatos apropiados, digamos que si hay que bailar se baile. Todos los integrante de Tap Factory tienen su momento único, en el que cada cual se puede lucir y demostrar por qué ha sido uno de los elegidos. Cuando acaba el espectáculo, y después de dos horas con más motivo, conoces a todos. Es curioso porque en otras obras hay personajes que no han pasado por ti y, en este caso, cada uno te ha dejado un recuerdo.

Es cierto que dos horas es, quizás, una dilatación algo innecesaria, pero saben como llamar tu atención y como volver a meterte en vereda, si te has empezado a despistar. Aunque después de 120 minutos, hay muchas cosas que se repiten.

En cualquier caso consiguen lo que buscan, entretenerte. Activan al espectador de tal forma que al salir del teatro lo único que quieres es acercarte al primer cubo de basura y arrancarte por bulerías. Es inevitable estar moviendo el cuerpo o las piernas durante el espectáculo. La percusión tiene esa magia, logra meterte en su historia.

"Tap Factory Nuevo Apolo"

Una compañía que lleva girando desde febrero de este año y que arrastra en sus espaldas 56 paradas, sólo en Inglaterra, una en Mónaco, seis en Israel, 26 en Francia, con tres noches en París, 12 repeticiones en el World Forum Theater de Holanda, tres paradas en Portugal, seis en Finlandia y cinco en Suiza. Por fin atraviesan las fronteras de nuestro país y lo hacen para estar hasta el 28 de septiembre en Madrid, en el Nuevo Apolo, del 15 al 26 de octubre les recibirán en el Teatro Barts de la Ciudad Condal, el 9 de octubre viajarán a Villena, en Valencia, el 11 a El Ejido, en Almería y el 12 estarán en Toledo. De momento estas son las fechas confirmadas, a la espera de Bilabo, Mágala, Sevilla, Murcia, Oviedo, San Sebastian, Zaragoza o Santander, entre otras.

Por mi parte nada más que añadir. Te dejo con este vídeo, a ver si yo también logro que te quedes con la miel en los labios.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s