Crónicas·planes

El motel que desencadenó sus muertes

La obra ‘TAPE’ en el Teatro Lara hasta el 3 de julio.

Bajo la dirección de Bruno Ciordia y protagonizada por Jano Sanvicente, Fran Calvo y Yolanda Vega.

Con algo de retraso y cierto nerviosismo, por ver qué me iba a encontrar, esperaba entrada en mano en el hall del Teatro Lara. La culpable ha sido TAPE, una obra de Stephen Belber, que ha llegado a Madrid bajo la batuta de Bruno Ciordia. Se trata de la primera representación de la compañía La Canoa Teatro, aunque ya venían de remar en Kubik Fabrik y en La pensión de las pulgas, ahora se encuentran anclados en el mítico teatro de Corredera Baja de San Pablo.

Un recorrido por la vida de tres amigos, Vicent (Jano Sanvicente), Jon (Fran Calvo) y Amy (Yolanda Vega), por su madurez física y psicológica. Una historia que me ha hecho pensar, no sé si para bien o para mal, que algunas personas, por mucho que nos empeñemos, no cambian.

"Tape"Hora y cuarto de espectáculo que, como se suele decir, se me han quedado en un diente. No por aburrimiento, sino más bien por lo contrario. Quería continuar con la historia, estaba metida en la vida de esas tres personas y me habría gustado seguir descubriendo su evolución o, para mi desgracia como ya he comentado, su inmutabilidad. Pero, en cualquier caso, seguir conociendo. Lo que pasó después de aquellos primeros 10 años lo sé, de los diez siguientes también. Pero, ¿qué vino luego?

Una obra que te hace sentir incómoda cuando así lo pretende y reír cuando posiblemente no es lo esperado. Tres personajes que me sitúan en mi momento actual y en mi vida personal. Quizás por eso también me ha sido fácil empatizar con la historia. Quería saber el desenlace de la suya, para ver si el de la mía podía variar, en lugar de estar destinada a lo que desde a priori apunta maneras.

Como decía, tres personas completamente distintas, amigos durante el Instituto que, desde que salieron de allí, han ido haciendo sus vidas a kilómetros de distancia, o no necesariamente y que, a pesar de los pesares, intentan seguir siendo amigos. Da la sensación de que se ven en la necesidad de empastar, como si por una tradición de años, un pasado y unos recuerdos se tuviesen que ver unidos una eternidad. Sin embargo, el rol de cada uno de ellos deja en evidencia que, si se hubiesen conocido el día del famoso motel, en lugar de 10 años antes, no sólo no serían amigos sino que, posiblemente, ni siquiera se gustarían.

"Tape La Canoa Teatro"
Imagen sacada de la página oficial de La Canoa Teatro.

El peso de la obra recae en los dos caballeros, siendo la damisela más protagonista omnisciente que presente. En algo menos de noventa minutos tus sensaciones, respecto a esas tres figuras, varía entre enfado, nostalgia y pena. Quieres pegar a Vicent por desquiciante y desquiciado y consolar a Jon, o zarandear a Jon por impasible y extremadamente benevolente y abrazar a Vicent. La verdad, no lo tienes claro.

El caso es, que si de mi dependiese, al día siguiente me habrían encontrado aún sentada en la fila 7, butaca 10 del Lara, esperando mi desenlace. No sé qué exactamente, ¿un final de los días? En realidad está bastante claro, aunque supongo que soy una romántica.

Por no hablar, claro, de que el pasado siempre vuelve y no tiene porqué hacerlo para bien. ¿Cómo?, ¿que te lo cuente? Ni hablar, así me quedé yo. Descúbrelo tú mismo los días 12 y 26 de junio y 3 de julio, en el Teatro Lara.

Pronto sentaremos a sus actores, Jano Sanvicente, Fran Calvo y Yolanda Vega en nuestra sección de ‘Entrevistas’.

Anuncios

2 comentarios sobre “El motel que desencadenó sus muertes

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s