Entrevistas

Entrevista con Bruno Squarcia: “lo que más le gusta a un actor es que le den personajes antagonistas”

Squarcia, un polifacético hombre, actor, cantante y empresario.

Ouh…Babbo! El restaurante de Bruno en calle de Caños del Peral, 2.

Nos rendimos al hombre de las mil caras, Bruno Squarcia. Un camaleónico personaje, mitad italiano mitad español, que nos cuenta cómo conviven el teatro, el cine y la gastronomía sin tener que renunciar a nada. Una historia que empieza en el país de la bota pero que pronto nos lleva a la tierra de las Fallas, la paella y las naranjas. Por aquel entonces, nuestro protagonista, estudiaba Canto Lírico y su destino parecía ir encaminado hacia la Ópera. Sin embargo, los deportes se cruzaron en su camino y después de una lucha interna, agitada por quienes le rodeaban, la balanza terminó cediendo del lado del baloncesto, hasta que terminó en el primer equipo del Vàlencia Basket, en el año 86 – 87.

"Esta noche no estoy para nadie"Dejando atrás esta Comunidad Autónoma puso rumbo a la capital, donde empezó de lleno sus estudios de Arte Dramático y su carrera como actor. Perfectamente instalado en Madrid montó su primer restaurante, del que tenía una pequeña participación. Algunos años más tarde terminó de alumbrar la que había sido desde la infancia su otra gran pasión, la gastronomía, esta vez como único dueño y señor de Ouh…Babbo! 

Su carrera artística, al menos hasta la fecha, se ha desarrollado íntegramente es España, posiblemente porque este ha sido el país que le ha acunado durante más tiempo y, como consecuencia, el español su lengua materna. Aún así, confiesa, “no me hubiera molestado para nada ir a Italia, pero mi aventura más cercana era aquí”. En cualquier caso esta trayectoria ha dado para mucho. Su olvidada faceta de cantante la pudo recuperar gracias al boom del género musical que vivió nuestro país hace algunos años.

Primero hizo un Cabaret con Rosa Valenty, La mujer del año le situó junto a Norma Duval y, sin buscarlo, los responsables de Mamma Mia y de Victor o Victoria, que a fin de cuentas son los mismos, se pusieron en contacto con él. Así que, durante un tiempo estuvo solapando ambos personajes. Después llegó Quisiera Ser, el musical de El Dúo Dinámico, y ahora se encuentra haciendo la comedia musical Esta noche no estoy para nadie, con Naim Thomas, Kiti Mánver y Arantxa de Sarabia.

Fuera de los escenarios, y encerrado en la pequeña pantalla, tiene claro cuál fue su papel por excelencia. La figura de Jaime, en la mítica Al salir de clase, le llegó como caído del cielo, abriéndole así las puertas a otro tipo de proyectos. “Es al que más le debo porque existen ciertos prejuicios. Yo soy un tipo que mide 1’92 y no es una estatura habitual para conseguir papeles normales. Al salir de clase fue la forma de demostrar que un profesor puede medir eso y me abrió puntos de mira. Así que sí, le estoy muy agradecido”, nos contaba Bruno.

"Bruno Squarcia Al salir de clase"

Vamos a hablar de retos, le digo. ¿Qué papel te supondría un desafío? No tarda en contestar ni medio minuto, “lo que más le gusta a un actor es que le den personajes antagonistas a su personalidad o a su aspecto físico. Esto implica un reto y una creatividad a la hora de configurar al personaje”.

Aparcamos momentáneamente la interpretación para hablar de comida, que a esta hora va apeteciendo. ¿Por qué Ouh…Babbo!?, ¿qué van a encontrar los clientes? “Cuatro características. Su denominación de origen. Todos los platos son auténticamente italianos, con la importación de los productos que sea necesario. Además hay que hacer los platos clásicos, como la carbonara, exactamente igual a como se hacen en Italia. El servicio tiene una simpatía con el cliente. En cuanto al local, que sea un contraste del típico o tópico italiano que todos nos imaginamos, lleno de cositas y demás. Aquí entras y puedes pensar incluso que es japonés y eso me gusta y la cuarta es darle ese punto artístico que conseguimos con la banda”.

"Ouh…Babbo"El último punto al que se refiere Bruno es la Babbo Band, una formación en la que él pone voz y otros tres compañeros violín, batería y guitarra. Es en su propio restaurante donde nuestro protagonista desenvuelve su faceta de cantante. Empezó a capella, pasó a acompañarle Giovanni Restieri con la guitarra hasta que, finalmente, han formado este cuarteto, que actúa todos los jueves ofreciendo, a la hora de la sobremesa propia de la cena, una serenata italiana. Pero, por si hay algún apurado en la lectura que no pueda ir entre semana, los viernes y sábado repiten en versión reducida. Lo más importante es reservar y hacerlo en la planta de arriba, o sólo escucharás las melodías de fondo.

¿Dónde te imaginas dentro de diez años?, le pregunto. “Mi sueño sería tener un restaurante con un espacio bien preparado para tener mi escenario y que además de la música hubiese otras actividades culturales y con terraza. Con mi restaurantito y siempre complementando con mi faceta artística”.

Así es como él se ve, pero si quien le quieres ver eres tú, oportunidades no te faltan, los jueves, viernes y sábados en el Ouh…Babbo, sobre las tablas del teatro en Esta noche no estoy para nadie y, cómodamente en el sofá de casa, en la serie de Cuatro Ciega a citas.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s