Tómate otra

En La Luna de Madrid

lec-lunamadridDe casualidad, cuando nadie la esperaba, aparece ella. La Luna de Madrid, el típico sitio que crees que conoces, pero cuando por fin vas te das cuenta de que no y lo peor es que no sabes por qué nadie os ha presentado antes.

Desde la calle Carranza ya ves la silueta del gato. Sin pérdida tuerces por Monteleón y ahí, en el número 17, está el local. Un espacio pequeñito que desde que cruzas el umbral da sensación de acogedor. Una pareja echa una partida a un juego de mesa, llevado por ellos o cedido por el local, ambas versiones son válidas. Un trío en la esquina charla en inglés y una chica, la joven solitaria, deja su conversación con el camarero y dueño del bar para abandonar la barra y colocarse en otra de las mesas.

lec-lalunaAl rato aparece un señor acompañado de su perro, para quien la entrada no sólo está permitida sino que además, y si así lo desea, puede tomarse una tapa perruna porque, como se suele decir, en La Luna de Madrid haberlas hailas.

Por la web del sitio ya había intuido que me gustaría, sobre todo por las actividades culturales y de ocio que ofertan. Pero quería saberlas todas y de primera mano. Papel y boli para anotar que los martes toca el taller laboral, los miércoles es el día oficial de los juegos de mesa, los jueves el de las actividades en directo, monólogos, teatro, magia y, con más asiduidad, poesía. El sábado se convierte en el día comodín con actividades como la cata de la cerveza, que se celebrará el próximo 28 de diciembre y reunirá 4 cervezas artesanas y un plato para combinar con cada una de ellas, o la no menos llamativa quedada mensual de solteros y solteras. Las reglas son sencillas, 7 chicos, 7 chicas y 7 citas de 7 minutos cada una, vamos que si el número de la suerte no se pone de tu parte no es porque no se le invoque.

lec-lunam

Llegamos al domingo y lejos de ser el Día del Señor se convierte en el de los talleres y las proyecciones, generalmente de cortometrajes y de antes del año 1940, que sólo nos faltaba tener problema con la SGAE. Los lunes son el día para la imaginación, en el que puede pasar de todo o de nada, pero abrir se abre.

El gato y su luna, o la luna y su gato, para gustos los colores, te esperan de lunes a domingo desde las 17:00 hasta que la clientela aguante, dentro de los límites permitidos. Así que, más tarde de las 2:00 o 2:30 es difícil que la encuentres.

lec-luna

Fuera del planning semanal algún que otro concierto, exposiciones que cambian cada mes y el torneo de Mus, para los románticos que seguimos rememorando los gloriosos años de Universidad.

Al margen de las mil y una actividades, su carta de comida y bebida. Infusiones y tés a 2,50, porciones de tarta, hamburguesas, fajitas, raciones y cócteles para los que llegan más a la hora del cierre que de la apertura. Y, como hay que adaptarse a los tiempos, menús de Navidad que ya podéis degustar, con los ojos eso sí, en la ‘home’ de su web.

Ni que decir tiene que nos vemos en La Luna, ya sea buscando pareja, jugando al trivial o simplemente tomando un café.

Patricia Galán

Anuncios

2 comentarios sobre “En La Luna de Madrid

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s