Objetividad cero

Freddy VS Jason

LEC-RIVALIDADVolvemos de vacaciones y añadimos los contactos de los nuevos amigos. Pero, ¿qué pasa con los enemigos? ¿ellos dónde quedan? Repasemos algunas de las grandes enemistades  que encontramos en el ámbito de la música.

Ya se sabe que las comparaciones son odiosas, pero también inevitables. Por eso, elevamos a top one la competencia que existe entre estrellas. Ejemplos como The Beatles VS The Rolling Stones, Thalia VS la mujer de oro, Paulina Rubio, sus versiones inglesas, Christina Aguilera VS Britney Spears y las nuevas generaciones, One Direction VS The Wanted.

Pero claro no son los únicos estilos donde vemos estos piques, a ver si os vais a pensar que el reggaeton está libre de pecado, y sino que le pregunten a Pitbul VS Don Omar VS Daddy Yankee y compañía.

Pasado el primer peldaño llega el momento de profundizar en lo verdaderamente escalofriante, los tejemanejes que se traen los componentes del mismo grupo que, como se suele decir, haberlo haylos.

Cuenta la leyenda que Police, después de varios conflictos de intereses entre sus componentes, se terminó disolviendo durante la gira Synchronisity cuando, en un trayecto en tren, Sting y Copeland estallaron en una fuerte pelea después de muchos rifirrafes previos.

Otro caso similar es el de Oasis. Los hermanos Gallagher, líderes y compositores del grupo, han protagonizado innumerables escenitas entre ellos y con terceros, por ejemplo Robbie Williams, o Blur. Un grupo mutable casi por obligación, debido a las desavenencias. Finalmente Noel Gallagher, uno de los macho alfa, abandona el grupo y marca la nueva era de Oasis.

En España somos muy de ventilar los defectos ajenos. Sin embargo, en este terreno presumimos de discretos. Los grupos se separan y nunca más se supo. Pero, ¿qué habrá detrás de la disolución de Pereza, El Canto del Loco, o el mítico Ella Baila Sola? Pues seguramente alguna que otra historieta de este tipo.

Y, por si esto fuese poco, para colmo de males, y que nadie me entienda mal, están los fans. Esos luchadores incansables que defienden y apoyan, a capa y espada, a sus ídolos. Pero claro, si hay algo que se nos da muy bien es, para acreditar lo nuestro, desacreditar a su oponente.

En resumen, pasen, vean y apuesten por su caballo ganador. ¡Feliz regreso!

La Estación Central

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s