Tómate otra

En el Café Kino

lec-Café-KinoUn espacio peculiar que bien podría llamarse Cinecafé Kino, que es exactamente su particularidad. Una sala donde los once privilegiados que ocupen los sofás pueden disfrutar del Séptimo Arte, mientras degustan un Casablanca, o se decantan por la Jungla de Cristal, cócteles y platos que atraviesan la gran pantalla para colarse en este salón. Pero, si no tienes el día cinéfilo aprovecha su espacio exterior para pasar el rato charlando con tus acompañantes, o racaneando wifi por la cara, que para eso está. Sigue leyendo “En el Café Kino”

Anuncios
De paseo

Por la exposición de Dalí

LEC-SalvadorDalíEra parada obligatoria para La Estación Central. Desde el 27 de abril, vemos cómo cientos de turistas y autóctonos se arremolinan en fila, en la placita del Reina Sofía, esperando a que les llegue el momento de ver a Dalí y Todas las sugestiones poéticas y todas las posibilidades plásticas del autor, que es cómo se subtitula.

Si eres de los rezagados, que todavía no se han dejado caer, no te preocupes que aún tienes tiempo. La exposición temporal, permanecerá hasta el 2 de septiembre, y si quieres evitar las famosas colas, te aconsejamos que te pases cualquier día de diario Sigue leyendo “Por la exposición de Dalí”

Objetividad cero

¿La maldición de Babel?

LEC-Torre BabelYa estamos de vuelta de nuestra semanita a la portuguesa, a tenor de lo cual traigo el tema de opinión pertinente. En este viaje, nos hemos cruzado con muchas personas estupendas, la mayoría de ellas no españolas, y cabe destacar la facilidad existente para comunicarse con otro, cuando hay buena voluntad de por medio, independientemente de que hablemos distintos idiomas. Sigue leyendo “¿La maldición de Babel?”

De paseo

Por los raíles del E28

LEC-TranvíaHemos titulado este post como E28 en honor a nuestro tranvía de confianza, o la línea que tienes que concurrir si, como nosotras, la ciudad por la caminas es Lisboa.

Los tranvías en Lisboa andan a trompicones, son antiguos, como muchas cosas aquí, y no tienen aire acondicionado. No obstante, conservan ese aire romántico de los trenes de antaño y créeme si te digo que agradecerás subirte a uno de estos a tiempo, después de unas cuantas vueltas a pie por la ciudad de las cuestas.

Nuestro recorrido de hoy ha sido el mismo que el del tranvía E28, a ratos montadas y a ratos a pie. Salirse de la ruta para indagar más a fondo y perderse entre monumento y monumento por las estrechas y empinadas calles de la ciudad es, desde mi punto de vista, lo más interesante y hermoso, especialmente por el contraste de lo antiguo y lo moderno que recorre todo el empedrado de Lisboa.

Partimos del Barrio Alto, con nuestra pertinente resaca de fados, abandonamos el hostal y nos dirigimos a a Brasileira a por un café, zumo de naranja y un par de pasteles du Belem, la cual es una de las cafeterías con más solera de la ciudad, que no puedes dejar de conocer si te presentas por aquí.

LEC-PlazaDelComercioTras el desayuno de campeones, recorremos las calles de Chiado y la Baixa, para poner rumbo al Tajo. La Praça do Comercio se abre ante el río. Este es uno de los lugares de imprescindible visita en la capital portuguesa. Fue el Palacio Real durante más de 200 años y escenario de la Revolución de los Claveles, entre otras cosas. Don José I os dará la bendición para continuar desde lo alto de su caballo. Y ojo al dato con el Arco del Triunfo da Rua Augusta, otro de los atractivos de esta plaza.

Orillita del río seguimos y encontramos la antigua estación de ferrocarril, y la nueva. Y se hace extraño verla tan pegada al agua, pero así es. De ahí a la catedral, la Sé de Lisboa o Santa Maria Maior de Lisboa. La ciudad está plagada de pequeñas y bonitas iglesias como la de Santa Maria Madalena o Conceiçao, pero la catedral es la más antigua de todas. Mezcla distintos estilos arquitectónicos, aunque predomina el románico, debido a que los daños causados por diversos terremotos que golpearon la ciudad, han obligado a que fuese reconstruida en diversas ocasiones.

LEC-SéLisboa

El meollo eclesiástico predomina en el barrio de Alfama, con foto obligada en el mirador de Santa Lucía, conocido especialmente por su tradición de fados. No obstante, si seguimos subiendo, topamos con las ruinas del Castelo de Sao Jorge. Unas ruinas muy bien conservadas porque es uno de los mayores atractivos turísticos de la ciudad y desde donde se puede disfrutar de unas vistas privilegiadas.

LEC-Panteón

Como última parada en la línea E28, o en paralelo a ella, encontramos el Monasterio de San Vicente y el Panteón Nacional. El primero, construido en honor a San Vicente de Zaragoza, quien fuera proclamado patrón de la capital, y el segundo a albergar las tumbas de los reyes portugueses desde la dinastía de los Braganza a los más recientes.

Al margen de este recorrido, si vienes a Lisboa, es obligatorio acudir a la Torre de Belem, el Mirador de Pedro Alcántara, el Monasterio de los Jerónimos y la Praça do Pedro IV.

Dicen que cuanto más viajas más te gusta tu país. Pues bien, creo que viviría en Lisboa, algo que, como poco, es buena señal.

Sara Ibáñez
Tómate otra

En A Tasca do Chico

Nuestra primera noche en Lisboa nos ha llevado a este entrañable lugar. Un espacio con raíces y sobre todo con historia, como describen sus paredes y sus clientes nada más cruzar la frontera de la puerta.

lec-fadoEn el Bairro Alto, el corazón de la ciudad, se encuentra A Tasca do Chico, en la Rua Diário do Noticias, número 39. Esta y sus colindantes sorprenden por la vida que desprenden desde el atardecer hasta entrada la madrugada, sin ser una zona estricta de turistas.

El Fado ha sido el culpable de este encuentro repentino.La música más conocida de Portugal, cantada por hombres y mujeres, según las regiones, y acompañada por una guitarra española y otra portuguesa. Un estilo que embelesa, y más escuchado en las distancias cortas, con ciertos tintes dramáticos y aires de melancolía, que en cualquier momento cambia de tercio y te puede sorprender moviendo los hombros, como si de una ranchera moderada se tratase.

lec-chorizo chicoPara comer nada más típico que el chorizo asado, el pastel de bacalao, o las tapas de queso. Unos placeres de deguste semi obligado ya que este es uno de los poco sitios donde la entrada es gratis y sólo pagas si consumes, y hazlo porque los precios son más que asequibles. Eso sí, intenta llegar pronto o te echarás las manos a la cabeza cuando veas la fila que sale hasta la calle.

Mesas grandes de madera para compartir con gente de fuera, pero sobre todo, con portugueses de pura cepa, de quienes podrás aprender algo más de esta música como que Amalia Rodrigues fue la representante del Fado por excelencia, o que ahora el nombre que suena sin descanso es el de Carminho.

Las paredes se recubren de fotografías de fadistas, las dos artistas citadas destacan entre ellas, dos filas de bufandas de fútbol, de cualquier parte del mundo, conquistan la cima y en las mesas reinan los ceniceros porque, como nos ha dicho una chica de la zona, “aquí no luchamos por muchas cosas, pero sí por el tabaco”. Así que, si te faltaban motivos para ir a este sitio, y eres fumador, te acabamos de dar en el talón de Aquiles.

lec-tasco do chico

Desde las 21:00 hasta las 2:00, de domingo a miércoles, se suceden, de manera espontánea, los cantantes. Otra de las peculiaridades con respecto a los bares de la zona, donde los artistas ya están contratados. Aquí nace un ambiente más natural e improvisado, en el que podrás ver sacar su vena artística a una niña de 4 años y a un señor de unos 80. La variedad está servida y el sentimiento ni te cuento. Tres piezas por persona y un pequeño descanso antes del siguiente, que podrás aprovechar para ir al baño, pedir, o pescar al vuelo una de las preciadas mesas.

Apunta en tu libro de viaje, visita obligada por A Tasca do Chico.

Patricia Galán

Cara a cara

Con Olivenza

Nuestra primera incursión en el país vecino ha sido esta entrevista. Antes de darles a ellos la palabra os voy a hacer una breve presentación.

lec-olivenzaOlivenza es, además del nombre de su primer trabajo común, el resultado de la unión entre una joven de Badajoz, Cira Fernández, y un chico de Oporto, Raúl Marqués. El dúo, como os podéis imaginar con esta combinación explosiva, bebe de varios estilos, folk, fado, incluso algo de flamenco. Su música ha sido descrita como “de raza” y “fronteriza”. Sin embargo, y aprovechando este viaje a Portugal, hemos querido indagar más en los aspectos que sobre este país pudiésemos sacar jugo. Sigue leyendo “Con Olivenza”

Objetividad cero

Un rayo de sol

lec-vacacionesLas vacaciones, eso que todos añoramos durante el año y que a partir de junio nos hace enloquecer. Reservas, fechas, planes… se organizan durante mucho tiempo pero duran muy poco, como casi todo lo bueno.

Pues bien, La Estación Central no podía ser menos y está ya preparando el equipaje. Pero, antes de cerrar hasta septiembre, vamos a hacer un repaso por los planes veraniegos más habituales.

No os despistéis que en vacaciones la cultura puede seguir siendo un plus. Sigue leyendo “Un rayo de sol”