Objetividad cero

La Cultura, ¿dónde están los límites?

Seguro que, por el título, os pensais que los tiros van a ir por otra parte. Sin embargo, un lunes por la mañana, el cuerpo no está asentado para grandes debates sobre piratería, derechos, o economía. Por eso, los límites en este caso, se refieren a algo mucho más de andar por casa. Llevamos semanas hablando sobre la cultura y aún no hemos dado una definición sobre la misma y, quizás, este sea el motivo por el cual a veces no sabemos hasta dónde es cultura y hasta dónde no lo es.

lec-cultoLa R.A.E la define como un conjunto de conocimientos que permite a alguien desarrollar su juicio crítico; conjunto de modos de vida y costumbres, conocimientos y grado de desarrollo artístico, científico, industrial, en una época, grupo social, etc; culto religioso. Pues bien, dicho esto y con la información sobre la mesa, lo único que me queda claro es que la cultura es todo. Sin embargo, me da la impresión de que hemos reducido este término a la mínima expresión, o mejor dicho, lo hemos dividido.

Entendemos la cultura como una serie de rasgos que definen un comportamiento, una sociedad, incluso una época de la historia. Pero aquí es cuando llega mi dilema porque he observado que, tanto en la prensa como en el día a día, hablamos de cultura como lo palpable. Es decir, las artes plásticas, las escénicas, el cine y la música. Y, ¿qué ha pasado con todo lo demás? ¿Dónde hemos metido la ropa, la comida, la religión o las costumbres? A esto es a lo que me refiero con que hemos hecho una división, normalmente cuando vas de viaje, especialmente si es otro país, te gusta conocer y probar las cosas propias de la cultura y, en este caso, estas sí vienen derivadas de la religión, la comida y las costumbres. Por eso visitas las iglesias, pruebas los alimentos más exóticos y haces fotos a las personas que visten con las prendas autóctonas.

Mi conclusión es que, evidentemente, todo es cultura pero tendemos a diferenciar entre arte y cultura popular. Por eso, hasta la fecha, no hemos publicado ningún ‘De paseo’ por un mercadillo de comida tradicional, aunque después de esta entrada y sabiendo que eso también es cultura, podemos abrir el abanico, y sí que hablamos todas las semanas de bares en el bloque ‘Tomate otra’ ya que, a la vista está, si existe o no separación es porque nosotros queremos y no porque ellos estén reñidos. Así que, a partir de ahora, ¡a comer, rezar y amar!, como ya dijo Elizabeth Gilbert, que también se puede.

La Estación Central

Anuncios

Un comentario sobre “La Cultura, ¿dónde están los límites?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s